adivinanzas para niños

Un árbol con doce ramas,
cada rama, cuatro nidos;
cada nido, siete pájaros:
cada cual con su apellido.

 

más adivinanzas sobre el tiempo...

Nos llegan muy de mañana y se van mucho después, regresan cada semana y cuatro veces al mes.

De siete en siete vamos cogiditos de las manos.

Juntos dos en un borrico, ambos andan a la par, doce leguas anda uno y una el otro nada más.

Una cara con dos manos pegada está a la pared. Antes de un minuto, hermanos, ¿sabréis decirme quién es?

Corre más que un ciclista, nunca da marcha atrás, si lo pierdes de vista, ¡cómo envejecerás!

¿Qué cosa, qué cosa es? que vuela sin tener alas, y corre sin tener pies.

Los siete son hermanitos y viven un solo día: cuando uno nace otro muere, y así se pasan la vida.

Aquí estamos doce hermanos; yo, que el segundo nací, soy el menor entre todos: ¿Cómo puede ser así?

Para unos soy muy corto; para otros, regular; para los tristes muy largo; para Dios, la eternidad.

Doce son los hermanitos, uno es el benjamín, siete son los mayorcitos y los cuatro restantes los más pequeñitos.