adivinanzas para niños

Me hallo en los escritorios
y en las casas comerciales,
todos me miran quien soy
para ver lo que contengo.
Mis días están contados
y el día que voy a morir
ya se sabe de antemano.

 

más adivinanzas sobre el tiempo...

Como te cases o te embarques en este día fatal, todo te saldrá mal.

Juntos dos en un borrico, ambos andan a la par, doce leguas anda uno y una el otro nada más.

De aquí al domingo seis pasos, seis cielos que veo pasar, seis mañanas, seis ocasos ¿Cómo me debo llamar?

Quién es un viejo ligero, que es de cuatro movimientos puestos en doce cimientos, que, a cualquier pasajero, da más penas que contentos.

Doce señoritas en un mirador, todas tienen medias y zapatos no.

Tiene agujas y no cose, no se mueve, pero anda, si le das cuerda funciona y el paso del tiempo señala.

Nos llegan muy de mañana y se van mucho después, regresan cada semana y cuatro veces al mes.

Aquí estamos doce hermanos; yo, que el segundo nací, soy el menor entre todos: ¿Cómo puede ser así?

Un árbol con doce ramas, cada rama, cuatro nidos; cada nido, siete pájaros: cada cual con su apellido.

Estoy condenado a un año y un día; si esto es cada cuatro, ¿mi nombre, sabrías?