adivinanzas para niños

Un árbol con doce ramas,
cada rama, cuatro hijas,
cada hija, siete hijos,
me dices ¿cómo se llama?

 

más adivinanzas sobre el tiempo...

¿Qué cosa no ha sido y tiene que ser, y que cuando sea dejará de ser?

Brazos tengo desiguales y a mi ritmo se mueven los mortales.

Una cara con dos manos pegada está a la pared. Antes de un minuto, hermanos, ¿sabréis decirme quién es?

Somos sesenta mellizos, en torno de nuestra madre, tenemos sesenta hijitos y toditos son iguales.

Un árbol con doce ramas, cada rama, cuatro nidos; cada nido, siete pájaros: cada cual con su apellido.

Nos llegan muy de mañana y se van mucho después, regresan cada semana y cuatro veces al mes.

Somos doce hermanos y yo el más chiquito; cada cuatro años me crece el rabito.

De siete en siete vamos cogiditos de las manos.

Cuando apenas he nacido, mi vida se acaba al punto; aunque no soy el primero, lo sigo por todo el mundo.

De aquí al domingo seis pasos, seis cielos que veo pasar, seis mañanas, seis ocasos ¿Cómo me debo llamar?