adivinanzas para niños

Un árbol con doce ramas,
cada rama, cuatro hijas,
cada hija, siete hijos,
me dices ¿cómo se llama?

 

más adivinanzas sobre el tiempo...

Somos doce hermanos y yo el más chiquito; cada cuatro años me crece el rabito.

Unas surgen con la luna, a otras las alumbra el sol, todas juegan al corro y todas hermanas son.

Juntos dos en un borrico, ambos andan a la par, doce leguas anda uno y una el otro nada más.

Doce caballeros, nacidos del sol, todos mueren antes de los treinta y dos.

Como te cases o te embarques en este día fatal, todo te saldrá mal.

Doce palomitas en un palomar, a la hora y a los cuartos salen a volar.

Cuando apenas he nacido, mi vida se acaba al punto; aunque no soy el primero, lo sigo por todo el mundo.

Corre más que un ciclista, nunca da marcha atrás, si lo pierdes de vista, ¡cómo envejecerás!

Nos llegan muy de mañana y se van mucho después, regresan cada semana y cuatro veces al mes.

Quién es un viejo ligero, que es de cuatro movimientos puestos en doce cimientos, que, a cualquier pasajero, da más penas que contentos.