adivinanzas para niños

Doce palomitas
en un palomar,
a la hora y a los cuartos
salen a volar.

 

más adivinanzas sobre el tiempo...

De aquí al domingo seis pasos, seis cielos que veo pasar, seis mañanas, seis ocasos ¿Cómo me debo llamar?

Brazos tengo desiguales y a mi ritmo se mueven los mortales.

Una cara con dos manos pegada está a la pared. Antes de un minuto, hermanos, ¿sabréis decirme quién es?

Doce son los hermanitos, uno es el benjamín, siete son los mayorcitos y los cuatro restantes los más pequeñitos.

Para unos soy muy corto; para otros, regular; para los tristes muy largo; para Dios, la eternidad.

Todos me esperan pero nunca llego, porque cuando llego yo desaparezco.

Quién es un viejo ligero, que es de cuatro movimientos puestos en doce cimientos, que, a cualquier pasajero, da más penas que contentos.

Doce palomitas en un palomar, a la hora y a los cuartos salen a volar.

Nos llegan muy de mañana y se van mucho después, regresan cada semana y cuatro veces al mes.

Aquí estamos doce hermanos; yo, que el segundo nací, soy el menor entre todos: ¿Cómo puede ser así?