adivinanzas para niños

En un castillo redondo,
doce caballeros
de guardia están;
un flaco lancero
y un gordo escudero,
marchan al compás.

 

más adivinanzas sobre el tiempo...

Cada año nazco gordito y cada año me muero flaquito. ¿Qué soy?

Para unos soy muy corto; para otros, regular; para los tristes muy largo; para Dios, la eternidad.

Corre más que un ciclista, nunca da marcha atrás, si lo pierdes de vista, ¡cómo envejecerás!

En un castillo redondo, doce caballeros de guardia están; un flaco lancero y un gordo escudero, marchan al compás.

De siete en siete vamos cogiditos de las manos.

¿Qué cosa no ha sido y tiene que ser, y que cuando sea dejará de ser?

Cuando apenas he nacido, mi vida se acaba al punto; aunque no soy el primero, lo sigo por todo el mundo.

Todos me esperan pero nunca llego, porque cuando llego yo desaparezco.

Son doce hermanas y todas gastan medias y, aunque, van numeradas todas son cantadas.

Quién es un viejo ligero, que es de cuatro movimientos puestos en doce cimientos, que, a cualquier pasajero, da más penas que contentos.