adivinanzas para niños

De siete en siete vamos
cogiditos de las manos.

 

más adivinanzas sobre el tiempo...

Cuando apenas he nacido, mi vida se acaba al punto; aunque no soy el primero, lo sigo por todo el mundo.

Un árbol con doce ramas, cada rama, cuatro hijas, cada hija, siete hijos, me dices ¿cómo se llama?

Los siete son hermanitos y viven un solo día: cuando uno nace otro muere, y así se pasan la vida.

Doce señoritas en un mirador, todas tienen medias y zapatos no.

Nos llegan muy de mañana y se van mucho después, regresan cada semana y cuatro veces al mes.

Son doce hermanas y todas gastan medias y, aunque, van numeradas todas son cantadas.

Aquí estamos doce hermanos; yo, que el segundo nací, soy el menor entre todos: ¿Cómo puede ser así?

En un castillo redondo, doce caballeros de guardia están; un flaco lancero y un gordo escudero, marchan al compás.

Un árbol con doce ramas, cada rama, cuatro nidos; cada nido, siete pájaros: cada cual con su apellido.

Como te cases o te embarques en este día fatal, todo te saldrá mal.