adivinanzas para niños

De siete en siete vamos
cogiditos de las manos.

 

más adivinanzas sobre el tiempo...

Tengo agujas y no sé coser, tengo números y no sé leer.

¿Qué cosa no ha sido y tiene que ser, y que cuando sea dejará de ser?

Doce son los hermanitos, uno es el benjamín, siete son los mayorcitos y los cuatro restantes los más pequeñitos.

Doce palomitas en un palomar, a la hora y a los cuartos salen a volar.

Aquí estamos doce hermanos; yo, que el segundo nací, soy el menor entre todos: ¿Cómo puede ser así?

Me hallo en los escritorios y en las casas comerciales, todos me miran quien soy para ver lo que contengo. Mis días están contados y el día que voy a morir ya se sabe de antemano.

Doce señoritas en un mirador, todas tienen medias y zapatos no.

Brazos tengo desiguales y a mi ritmo se mueven los mortales.

Como te cases o te embarques en este día fatal, todo te saldrá mal.

Quién es un viejo ligero, que es de cuatro movimientos puestos en doce cimientos, que, a cualquier pasajero, da más penas que contentos.