adivinanzas para niños

Brazos tengo desiguales
y a mi ritmo se mueven los mortales.

 

más adivinanzas sobre el tiempo...

Me hallo en los escritorios y en las casas comerciales, todos me miran quien soy para ver lo que contengo. Mis días están contados y el día que voy a morir ya se sabe de antemano.

Somos sesenta mellizos, en torno de nuestra madre, tenemos sesenta hijitos y toditos son iguales.

Cada año nazco gordito y cada año me muero flaquito. ¿Qué soy?

Unas surgen con la luna, a otras las alumbra el sol, todas juegan al corro y todas hermanas son.

Doce son los hermanitos, uno es el benjamín, siete son los mayorcitos y los cuatro restantes los más pequeñitos.

¿Qué día será, que entre el sábado y el lunes está?

Una cara con dos manos pegada está a la pared. Antes de un minuto, hermanos, ¿sabréis decirme quién es?

En un castillo redondo, doce caballeros de guardia están; un flaco lancero y un gordo escudero, marchan al compás.

Aquí estamos doce hermanos; yo, que el segundo nací, soy el menor entre todos: ¿Cómo puede ser así?

Como te cases o te embarques en este día fatal, todo te saldrá mal.