adivinanzas para niños

De aquí al domingo seis pasos,
seis cielos que veo pasar,
seis mañanas, seis ocasos
¿Cómo me debo llamar?

 

más adivinanzas sobre el tiempo...

Un árbol con doce ramas, cada rama, cuatro hijas, cada hija, siete hijos, me dices ¿cómo se llama?

Me hallo en los escritorios y en las casas comerciales, todos me miran quien soy para ver lo que contengo. Mis días están contados y el día que voy a morir ya se sabe de antemano.

Doce caballeros, nacidos del sol, todos mueren antes de los treinta y dos.

Doce son los hermanitos, uno es el benjamín, siete son los mayorcitos y los cuatro restantes los más pequeñitos.

Aquí estamos doce hermanos; yo, que el segundo nací, soy el menor entre todos: ¿Cómo puede ser así?

Juntos dos en un borrico, ambos andan a la par, doce leguas anda uno y una el otro nada más.

¿Qué cosa, qué cosa es? que vuela sin tener alas, y corre sin tener pies.

Quién es un viejo ligero, que es de cuatro movimientos puestos en doce cimientos, que, a cualquier pasajero, da más penas que contentos.

Fui y no soy, no soy y fui, mañana seré y hablan siempre de mí.

Los siete son hermanitos y viven un solo día: cuando uno nace otro muere, y así se pasan la vida.