adivinanzas para niños

Doce señoritas
en un mirador,
todas tienen medias
y zapatos no.

 

más adivinanzas sobre el tiempo...

Los siete son hermanitos y viven un solo día: cuando uno nace otro muere, y así se pasan la vida.

Somos doce hermanos y yo el más chiquito; cada cuatro años me crece el rabito.

Estoy condenado a un año y un día; si esto es cada cuatro, ¿mi nombre, sabrías?

Corre más que un ciclista, nunca da marcha atrás, si lo pierdes de vista, ¡cómo envejecerás!

Para unos soy muy corto; para otros, regular; para los tristes muy largo; para Dios, la eternidad.

Todos me esperan pero nunca llego, porque cuando llego yo desaparezco.

Nos llegan muy de mañana y se van mucho después, regresan cada semana y cuatro veces al mes.

Dos hermanas en la plaza, ambas marchan a la par, si una da doce vueltas, la otra una, nada más.

¿Qué cosa no ha sido y tiene que ser, y que cuando sea dejará de ser?

Quién es un viejo ligero, que es de cuatro movimientos puestos en doce cimientos, que, a cualquier pasajero, da más penas que contentos.