adivinanzas para niños

Aquí estamos doce hermanos;
yo, que el segundo nací,
soy el menor entre todos:
¿Cómo puede ser así?

 

más adivinanzas sobre el tiempo...

Dos hermanas en la plaza, ambas marchan a la par, si una da doce vueltas, la otra una, nada más.

Juntos dos en un borrico, ambos andan a la par, doce leguas anda uno y una el otro nada más.

Estoy condenado a un año y un día; si esto es cada cuatro, ¿mi nombre, sabrías?

Quién es un viejo ligero, que es de cuatro movimientos puestos en doce cimientos, que, a cualquier pasajero, da más penas que contentos.

Los siete son hermanitos y viven un solo día: cuando uno nace otro muere, y así se pasan la vida.

Corre más que un ciclista, nunca da marcha atrás, si lo pierdes de vista, ¡cómo envejecerás!

Doce caballeros, nacidos del sol, todos mueren antes de los treinta y dos.

Doce son los hermanitos, uno es el benjamín, siete son los mayorcitos y los cuatro restantes los más pequeñitos.

Aquí estamos doce hermanos; yo, que el segundo nací, soy el menor entre todos: ¿Cómo puede ser así?

Soy un caballero muy aseñorado, tengo doce damas para mi regalo, todas van en coche y gastan sus cuartos, todas usan medias, pero no zapatos.