adivinanzas para niños

Estoy condenado
a un año y un día;
si esto es cada cuatro,
¿mi nombre, sabrías?

 

más adivinanzas sobre el tiempo...

Juntos dos en un borrico, ambos andan a la par, doce leguas anda uno y una el otro nada más.

De siete en siete vamos cogiditos de las manos.

Aquí estamos doce hermanos; yo, que el segundo nací, soy el menor entre todos: ¿Cómo puede ser así?

Un árbol con doce ramas, cada rama, cuatro hijas, cada hija, siete hijos, me dices ¿cómo se llama?

Un árbol con doce ramas, cada rama, cuatro nidos; cada nido, siete pájaros: cada cual con su apellido.

Estoy condenado a un año y un día; si esto es cada cuatro, ¿mi nombre, sabrías?

Cuando apenas he nacido, mi vida se acaba al punto; aunque no soy el primero, lo sigo por todo el mundo.

Tengo agujas y no sé coser, tengo números y no sé leer.

De aquí al domingo seis pasos, seis cielos que veo pasar, seis mañanas, seis ocasos ¿Cómo me debo llamar?

Quién es un viejo ligero, que es de cuatro movimientos puestos en doce cimientos, que, a cualquier pasajero, da más penas que contentos.