adivinanzas para niños

El pie tapo al instante
igual que si fuera un guante.

 

más adivinanzas de ropa y vestuario...

Rodeo cuellos y cuellos, tanto de ellas como de ellos.

Tengo cinco habitaciones, en cada una un inquilino, en invierno cuando hace frío, están todos calentitos.

Destacan en las orejas creyéndose independientes, van casi siempre en parejas.

Mi padre al cuello la ata y, poco a poco, la aprieta hasta llegar a su meta.

Para salir a la esquina ponte pan en el talón y camina.

Tamaño de una cazuela, tiene alas y no vuela.

En tus manos estoy limpio, en tus ventanas me ensucio, si sucio, me ponen limpio, si limpio, me ponen sucio.

Pisados, siempre en el suelo, recibiendo malos tratos, y sin señales de duelo.

El pie tapo al instante igual que si fuera un guante.

Dos buenas piernas tenemos y no podemos andar, pero el hombre sin nosotros no se puede presentar.