adivinanzas para niños

El pie tapo al instante
igual que si fuera un guante.

 

más adivinanzas de ropa y vestuario...

Por la noche me lo pongo, por el día me lo quito y en la siesta lo uso un poquito.

Se pone para dormir, aunque no es un camisón, puede ser de lana, seda o algodón.

Vivo en el campo y en una ciudad grande, y soy chico pero me usan por igual, si dices mi nombre solo dirás la mitad.

Destacan en las orejas creyéndose independientes, van casi siempre en parejas.

Una copa redonda y negra, boca arriba está vacía, boca abajo está llena.

Dos buenas piernas tenemos y no podemos andar, pero el hombre sin nosotros no se puede presentar.

En las manos de las damas casi siempre estoy metido, unas veces desplegado otras veces recogido.

Tengo cinco habitaciones, en cada una un inquilino, en invierno cuando hace frío, están todos calentitos.

Ani lloró todo el día; perdió lo que más quería

Aunque la quite del agua, sigue en agua.