adivinanzas para niños

El pie tapo al instante
igual que si fuera un guante.

 

más adivinanzas de ropa y vestuario...

Me lleváis, me traéis, y si sois nuevos quizás me mordéis.

Santa con nombre de flor, y, a pesar de este retrato, me confunden con zapato.

Redondito, redondón, no tiene tapa ni tapón.

De pergaminos, o sedas, o papel hechos estamos; en verano gusto damos; las manos han de estar quedas, si es que nuestro oficio usamos.

Nuestra dueña nos coloca uno a cada lado, siempre pendientes, siempre colgados.

Destacan en las orejas creyéndose independientes, van casi siempre en parejas.

Me pones y me quitas, me tomas y me dejas, conmigo no tiritas y estoy hecho de madejas.

Puedes llevarlo en el pelo y, a veces, en los zapatos, se coloca en la cintura y en el rabo de los gatos.

Aunque las adornamos a ellas cuando no tenemos carreras, la gente tiene manía de no llamarnos enteras.

Ahí vienen dos: uno se moja y el otro no.