adivinanzas para niños

De pergaminos, o sedas,
o papel hechos estamos;
en verano gusto damos;
las manos han de estar quedas,
si es que nuestro oficio usamos.

 

más adivinanzas de ropa y vestuario...

Tengo corazón sin ser persona, tengo bata sin ser mujer. y el hombre elegante me lleva delante.

Santa con nombre de flor, y, a pesar de este retrato, me confunden con zapato.

Redondito, redondón, no tiene tapa ni tapón.

Nuestra dueña nos coloca uno a cada lado, siempre pendientes, siempre colgados.

Mi padre al cuello la ata y, poco a poco, la aprieta hasta llegar a su meta.

Mi ser por un punto empieza, por un punto ha de acabar, el que mi nombre acierte sólo dirá la mitad.

Con varillas me sostengo y con la lluvia voy y vengo.

No me utilizan los patos más me llevan de apellido, con «Z» empieza mi nombre, ¡y ya el resto es pan comido!

Chiquito, redondo, barrilito sin fondo.

Aunque la quite del agua, sigue en agua.