adivinanzas para niños

Santa con nombre de flor,
y, a pesar de este retrato,
me confunden con zapato.

 

más adivinanzas de ropa y vestuario...

No me utilizan los patos más me llevan de apellido, con «Z» empieza mi nombre, ¡y ya el resto es pan comido!

Dos guaridas cálidas con sus escondrijos, para dos hermanas y sus quintillizos.

Tienen justo cinco dedos como la mano; se rellenan en invierno, se vacían en verano.

Tengo cinco habitaciones, en cada una un inquilino, en invierno cuando hace frío, están todos calentitos.

Juntos, en ovillo, duermen los mellizos; cuando se separan, estirados andan.

Tamaño de una cazuela, tiene alas y no vuela.

Con dos patas encorvadas y dos amplios ventanales quitan sol o dan visión según sean sus cristales.

Me pisas y no me quejo, me cepillas si me mancho, y con mi hermano gemelo bajo tu cama descanso.

Guardado en invierno, lo luzco en verano, es mi único traje en sitios de baño.

Redondito, redondón, no tiene tapa ni tapón.