adivinanzas para niños

Santa con nombre de flor,
y, a pesar de este retrato,
me confunden con zapato.

 

más adivinanzas de ropa y vestuario...

No me utilizan los patos más me llevan de apellido, con «Z» empieza mi nombre, ¡y ya el resto es pan comido!

Por la noche me lo pongo, por el día me lo quito y en la siesta lo uso un poquito.

Tengo copa y no soy árbol, tengo alas y no soy pájaro; protejo del sol a mi amo, en invierno y en verano.

¡Escapa, escapa! que esto que te digo, aunque no te obligo, te abriga y te tapa.

Nuestra dueña nos coloca uno a cada lado, siempre pendientes, siempre colgados.

Con dos patas encorvadas y dos amplios ventanales quitan sol o dan visión según sean sus cristales.

Soy de piel o paño gordo y me adhiero a tu cuerpo, para que no pases frío cuando llega el invierno.

Santa con nombre de flor, y, a pesar de este retrato, me confunden con zapato.

Hoy cuando me levanté, puse uno en cada pie. Como no son los zapatos, dime tú... ¿qué puede ser?

Resuélveme este dilema: «soy una, pero soy media».