adivinanzas para niños

Resuélveme este dilema:
«soy una, pero soy media».

 

más adivinanzas de ropa y vestuario...

Ahí vienen dos: uno se moja y el otro no.

Chiquito, redondo, barrilito sin fondo.

Juntos, en ovillo, duermen los mellizos; cuando se separan, estirados andan.

Aunque las adornamos a ellas cuando no tenemos carreras, la gente tiene manía de no llamarnos enteras.

Ani lloró todo el día; perdió lo que más quería

No me utilizan los patos más me llevan de apellido, con «Z» empieza mi nombre, ¡y ya el resto es pan comido!

No he de darte más razones, sin mi perderías los pantalones.

En las manos de las damas casi siempre estoy metido, unas veces desplegado otras veces recogido.

Vivo en el campo y en una ciudad grande, y soy chico pero me usan por igual, si dices mi nombre solo dirás la mitad.

Pisados, siempre en el suelo, recibiendo malos tratos, y sin señales de duelo.