adivinanzas para niños

Resuélveme este dilema:
«soy una, pero soy media».

 

más adivinanzas de ropa y vestuario...

Rodeo cuellos y cuellos, tanto de ellas como de ellos.

Puedes llevarlo en el pelo y, a veces, en los zapatos, se coloca en la cintura y en el rabo de los gatos.

Mi ser por un punto empieza, por un punto ha de acabar, el que mi nombre acierte sólo dirá la mitad.

Redondito, redondón, no tiene tapa ni tapón.

Una piel que es otra piel, una mano que no es mano y el frío se aguanta bien.

Tengo copa y no soy árbol, tengo alas y no soy pájaro; protejo del sol a mi amo, en invierno y en verano.

Hoy cuando me levanté, puse uno en cada pie. Como no son los zapatos, dime tú... ¿qué puede ser?

En las manos de las damas casi siempre estoy metido, unas veces desplegado otras veces recogido.

Tienen justo cinco dedos como la mano; se rellenan en invierno, se vacían en verano.

Tengo cinco habitaciones, en cada una un inquilino, en invierno cuando hace frío, están todos calentitos.