adivinanzas para niños

Tienen justo cinco dedos
como la mano;
se rellenan en invierno,
se vacían en verano.

 

más adivinanzas de ropa y vestuario...

Redondito, redondón, no tiene tapa ni tapón.

Guardado en invierno, lo luzco en verano, es mi único traje en sitios de baño.

Dos buenas piernas tenemos y no podemos andar, pero el hombre sin nosotros no se puede presentar.

El pie tapo al instante igual que si fuera un guante.

Ahí vienen dos: uno se moja y el otro no.

Con varillas me sostengo y con la lluvia voy y vengo.

Resuélveme este dilema: «soy una, pero soy media».

Hoy cuando me levanté, puse uno en cada pie. Como no son los zapatos, dime tú... ¿qué puede ser?

Ani lloró todo el día; perdió lo que más quería

Pisados, siempre en el suelo, recibiendo malos tratos, y sin señales de duelo.