adivinanzas para niños

Ahí vienen dos:
uno se moja
y el otro no.

 

más adivinanzas de ropa y vestuario...

Mi ser por un punto empieza, por un punto ha de acabar, el que mi nombre acierte sólo dirá la mitad.

Para salir a la esquina ponte pan en el talón y camina.

Tengo corazón sin ser persona, tengo bata sin ser mujer. y el hombre elegante me lleva delante.

Ahí vienen dos: uno se moja y el otro no.

Juntos, en ovillo, duermen los mellizos; cuando se separan, estirados andan.

Rodeo cuellos y cuellos, tanto de ellas como de ellos.

Vivo en el campo y en una ciudad grande, y soy chico pero me usan por igual, si dices mi nombre solo dirás la mitad.

Hoy cuando me levanté, puse uno en cada pie. Como no son los zapatos, dime tú... ¿qué puede ser?

Una piel que es otra piel, una mano que no es mano y el frío se aguanta bien.

En las manos de las damas casi siempre estoy metido, unas veces desplegado otras veces recogido.