adivinanzas para niños

Ahí vienen dos:
uno se moja
y el otro no.

 

más adivinanzas de ropa y vestuario...

Dos guaridas cálidas con sus escondrijos, para dos hermanas y sus quintillizos.

Una piel que es otra piel, una mano que no es mano y el frío se aguanta bien.

Tengo cinco habitaciones, en cada una un inquilino, en invierno cuando hace frío, están todos calentitos.

Una copa redonda y negra, boca arriba está vacía, boca abajo está llena.

El pie tapo al instante igual que si fuera un guante.

Me pisas y no me quejo, me cepillas si me mancho, y con mi hermano gemelo bajo tu cama descanso.

Santa con nombre de flor, y, a pesar de este retrato, me confunden con zapato.

En tus manos estoy limpio, en tus ventanas me ensucio, si sucio, me ponen limpio, si limpio, me ponen sucio.

Redondo, redondo, sin tapa, sin fondo.

No me utilizan los patos más me llevan de apellido, con «Z» empieza mi nombre, ¡y ya el resto es pan comido!