adivinanzas para niños

En las manos de las damas
casi siempre estoy metido,
unas veces desplegado
otras veces recogido.

 

más adivinanzas de ropa y vestuario...

No me utilizan los patos más me llevan de apellido, con «Z» empieza mi nombre, ¡y ya el resto es pan comido!

Me pisas y no me quejo, me cepillas si me mancho, y con mi hermano gemelo bajo tu cama descanso.

En tus manos estoy limpio, en tus ventanas me ensucio, si sucio, me ponen limpio, si limpio, me ponen sucio.

Mi ser por un punto empieza, por un punto ha de acabar, el que mi nombre acierte sólo dirá la mitad.

Tienen justo cinco dedos como la mano; se rellenan en invierno, se vacían en verano.

Dos hermanitos muy igualitos, en llegando a viejecitos abren los ojitos.

El pie tapo al instante igual que si fuera un guante.

De día llenos de carne, de noche con la boca al aire.

Tengo corazón sin ser persona, tengo bata sin ser mujer. y el hombre elegante me lleva delante.

Guardado en invierno, lo luzco en verano, es mi único traje en sitios de baño.