adivinanzas para niños

Dos guaridas cálidas
con sus escondrijos,
para dos hermanas
y sus quintillizos.

 

más adivinanzas de ropa y vestuario...

En las manos de las damas casi siempre estoy metido, unas veces desplegado otras veces recogido.

Redondito, redondón, no tiene tapa ni tapón.

Tienen justo cinco dedos como la mano; se rellenan en invierno, se vacían en verano.

De pergaminos, o sedas, o papel hechos estamos; en verano gusto damos; las manos han de estar quedas, si es que nuestro oficio usamos.

Con dos patas encorvadas y dos amplios ventanales quitan sol o dan visión según sean sus cristales.

Santa con nombre de flor, y, a pesar de este retrato, me confunden con zapato.

Una piel que es otra piel, una mano que no es mano y el frío se aguanta bien.

Destacan en las orejas creyéndose independientes, van casi siempre en parejas.

Dos buenas piernas tenemos y no podemos andar, pero el hombre sin nosotros no se puede presentar.

Me pisas y no me quejo, me cepillas si me mancho, y con mi hermano gemelo bajo tu cama descanso.