adivinanzas para niños

Dos guaridas cálidas
con sus escondrijos,
para dos hermanas
y sus quintillizos.

 

más adivinanzas de ropa y vestuario...

Tengo cinco habitaciones, en cada una un inquilino, en invierno cuando hace frío, están todos calentitos.

Nuestra dueña nos coloca uno a cada lado, siempre pendientes, siempre colgados.

Aunque las adornamos a ellas cuando no tenemos carreras, la gente tiene manía de no llamarnos enteras.

Tengo copa y no soy árbol, tengo alas y no soy pájaro; protejo del sol a mi amo, en invierno y en verano.

Soy de piel o paño gordo y me adhiero a tu cuerpo, para que no pases frío cuando llega el invierno.

Una piel que es otra piel, una mano que no es mano y el frío se aguanta bien.

No me utilizan los patos más me llevan de apellido, con «Z» empieza mi nombre, ¡y ya el resto es pan comido!

Ahí vienen dos: uno se moja y el otro no.

Pisados, siempre en el suelo, recibiendo malos tratos, y sin señales de duelo.

Guardado en invierno, lo luzco en verano, es mi único traje en sitios de baño.