adivinanzas para niños

Una copa redonda y negra,
boca arriba está vacía,
boca abajo está llena.

 

más adivinanzas de ropa y vestuario...

Vivo en el campo y en una ciudad grande, y soy chico pero me usan por igual, si dices mi nombre solo dirás la mitad.

Me lleváis, me traéis, y si sois nuevos quizás me mordéis.

Resuélveme este dilema: «soy una, pero soy media».

En las manos de las damas casi siempre estoy metido, unas veces desplegado otras veces recogido.

Me pisas y no me quejo, me cepillas si me mancho, y con mi hermano gemelo bajo tu cama descanso.

Hoy cuando me levanté, puse uno en cada pie. Como no son los zapatos, dime tú... ¿qué puede ser?

Se pone para dormir, aunque no es un camisón, puede ser de lana, seda o algodón.

Mi padre al cuello la ata y, poco a poco, la aprieta hasta llegar a su meta.

Nuestra dueña nos coloca uno a cada lado, siempre pendientes, siempre colgados.

Soy de piel o paño gordo y me adhiero a tu cuerpo, para que no pases frío cuando llega el invierno.