adivinanzas para niños

Colgada voy por delante
y al hombre hago elegante.

 

más adivinanzas de ropa y vestuario...

De día llenos de carne, de noche con la boca al aire.

Tienen justo cinco dedos como la mano; se rellenan en invierno, se vacían en verano.

Aunque las adornamos a ellas cuando no tenemos carreras, la gente tiene manía de no llamarnos enteras.

Me pisas y no me quejo, me cepillas si me mancho, y con mi hermano gemelo bajo tu cama descanso.

Mi padre al cuello la ata y, poco a poco, la aprieta hasta llegar a su meta.

Redondito, redondón, no tiene tapa ni tapón.

Con varillas me sostengo y con la lluvia voy y vengo.

Pisados, siempre en el suelo, recibiendo malos tratos, y sin señales de duelo.

Guardado en invierno, lo luzco en verano, es mi único traje en sitios de baño.

Se pone para dormir, aunque no es un camisón, puede ser de lana, seda o algodón.