adivinanzas para niños

Mi padre al cuello la ata
y, poco a poco, la aprieta
hasta llegar a su meta.

 

más adivinanzas de ropa y vestuario...

En las manos de las damas casi siempre estoy metido, unas veces desplegado otras veces recogido.

Una copa redonda y negra, boca arriba está vacía, boca abajo está llena.

Tienen justo cinco dedos como la mano; se rellenan en invierno, se vacían en verano.

¡Escapa, escapa! que esto que te digo, aunque no te obligo, te abriga y te tapa.

Tengo copa y no soy árbol, tengo alas y no soy pájaro; protejo del sol a mi amo, en invierno y en verano.

Guardado en invierno, lo luzco en verano, es mi único traje en sitios de baño.

Dos hermanitos muy igualitos, en llegando a viejecitos abren los ojitos.

Ahí vienen dos: uno se moja y el otro no.

Una piel que es otra piel, una mano que no es mano y el frío se aguanta bien.

Destacan en las orejas creyéndose independientes, van casi siempre en parejas.