adivinanzas para niños

Mi padre al cuello la ata
y, poco a poco, la aprieta
hasta llegar a su meta.

 

más adivinanzas de ropa y vestuario...

Aunque la quite del agua, sigue en agua.

Guardado en invierno, lo luzco en verano, es mi único traje en sitios de baño.

No me utilizan los patos más me llevan de apellido, con «Z» empieza mi nombre, ¡y ya el resto es pan comido!

Chiquito, redondo, barrilito sin fondo.

El pie tapo al instante igual que si fuera un guante.

Aunque las adornamos a ellas cuando no tenemos carreras, la gente tiene manía de no llamarnos enteras.

Santa con nombre de flor, y, a pesar de este retrato, me confunden con zapato.

Ani lloró todo el día; perdió lo que más quería

Me pisas y no me quejo, me cepillas si me mancho, y con mi hermano gemelo bajo tu cama descanso.

Destacan en las orejas creyéndose independientes, van casi siempre en parejas.