adivinanzas para niños

Mi padre al cuello la ata
y, poco a poco, la aprieta
hasta llegar a su meta.

 

más adivinanzas de ropa y vestuario...

Tengo corazón sin ser persona, tengo bata sin ser mujer. y el hombre elegante me lleva delante.

Aunque las adornamos a ellas cuando no tenemos carreras, la gente tiene manía de no llamarnos enteras.

Vivo en el campo y en una ciudad grande, y soy chico pero me usan por igual, si dices mi nombre solo dirás la mitad.

En tus manos estoy limpio, en tus ventanas me ensucio, si sucio, me ponen limpio, si limpio, me ponen sucio.

Con dos patas encorvadas y dos amplios ventanales quitan sol o dan visión según sean sus cristales.

Por la noche me lo pongo, por el día me lo quito y en la siesta lo uso un poquito.

Chiquito, redondo, barrilito sin fondo.

Rodeo cuellos y cuellos, tanto de ellas como de ellos.

Con varillas me sostengo y con la lluvia voy y vengo.

Me lleváis, me traéis, y si sois nuevos quizás me mordéis.