adivinanzas para niños

Nuestra dueña nos coloca
uno a cada lado,
siempre pendientes,
siempre colgados.

 

más adivinanzas de ropa y vestuario...

Dos hermanitos muy igualitos, en llegando a viejecitos abren los ojitos.

Rodeo cuellos y cuellos, tanto de ellas como de ellos.

Una copa redonda y negra, boca arriba está vacía, boca abajo está llena.

Tengo cinco habitaciones, en cada una un inquilino, en invierno cuando hace frío, están todos calentitos.

Me lleváis, me traéis, y si sois nuevos quizás me mordéis.

Pisados, siempre en el suelo, recibiendo malos tratos, y sin señales de duelo.

Redondito, redondón, no tiene tapa ni tapón.

No he de darte más razones, sin mi perderías los pantalones.

Ani lloró todo el día; perdió lo que más quería

Aunque la quite del agua, sigue en agua.