adivinanzas para niños

Nuestra dueña nos coloca
uno a cada lado,
siempre pendientes,
siempre colgados.

 

más adivinanzas de ropa y vestuario...

No he de darte más razones, sin mi perderías los pantalones.

Una copa redonda y negra, boca arriba está vacía, boca abajo está llena.

Tamaño de una cazuela, tiene alas y no vuela.

Colgada voy por delante y al hombre hago elegante.

Dos guaridas cálidas con sus escondrijos, para dos hermanas y sus quintillizos.

Resuélveme este dilema: «soy una, pero soy media».

Mi padre al cuello la ata y, poco a poco, la aprieta hasta llegar a su meta.

Tengo copa y no soy árbol, tengo alas y no soy pájaro; protejo del sol a mi amo, en invierno y en verano.

Con dos patas encorvadas y dos amplios ventanales quitan sol o dan visión según sean sus cristales.

Ani lloró todo el día; perdió lo que más quería