adivinanzas para niños

Nuestra dueña nos coloca
uno a cada lado,
siempre pendientes,
siempre colgados.

 

más adivinanzas de ropa y vestuario...

Me pisas y no me quejo, me cepillas si me mancho, y con mi hermano gemelo bajo tu cama descanso.

Puedes llevarlo en el pelo y, a veces, en los zapatos, se coloca en la cintura y en el rabo de los gatos.

Con varillas me sostengo y con la lluvia voy y vengo.

Tienen justo cinco dedos como la mano; se rellenan en invierno, se vacían en verano.

Se pone para dormir, aunque no es un camisón, puede ser de lana, seda o algodón.

Resuélveme este dilema: «soy una, pero soy media».

Dos guaridas cálidas con sus escondrijos, para dos hermanas y sus quintillizos.

Ani lloró todo el día; perdió lo que más quería

Mi ser por un punto empieza, por un punto ha de acabar, el que mi nombre acierte sólo dirá la mitad.

Una piel que es otra piel, una mano que no es mano y el frío se aguanta bien.