adivinanzas para niños

Fui a la plaza
y compré un negrito.
Llegué a la casa
y se puso coloradito.
¿Qué es?

 

más adivinanzas de cosas de la casa...

Como conoce la clave, gira por su laberinto y deja entrar al recinto.

Soy de cabeza redonda y me sostengo en un solo pie. Soy de tal fortaleza que a Dios hombre sujeté.

Con mi cara tan cuadrada, lisa o con dibujitos, resignada y por los suelos, me repito, me repito...

Al nacer fui maltratada, mi dueño me tiene amor, y aunque soy mujer honrada, me suele tener atada y con guardas mi señor.

Cuatro patas tiene y no puede andar también cabecera sin saber hablar.

En lo más alto me ponen para que el aire me dé. El aire me zarandea, Y siempre lo miro a él.

Aunque no hable, lo cuenta todo por cable.

Todos me buscan, para descansar, si ya te lo he dicho, no lo pienses más.

Muchos golpes recibe cuando a la gente, la entrada prohíbe.

Cabecita fría la noche haces día cuando te restriego, cabeza de fuego.