adivinanzas para niños

Fui a la plaza
y compré un negrito.
Llegué a la casa
y se puso coloradito.
¿Qué es?

 

más adivinanzas de cosas de la casa...

En lo más alto me ponen para que el viento me dé, soy guía para los hombres y siempre estoy de pié.

Hay un hijo que hace nacer a la madre que le dio el ser.

La cara que yo acaricio, dejo de seda al momento, porque ni un pelo se resiste a mi marcha, ¡buen invento!

Golpe va, golpe viene y en su puesto se mantiene.

Si me mojas hago espuma, con ojitos de cristal, y tu cuerpo se perfuma, mientras llega mi final.

No soy el sol, tampoco el fuego; pero la casa bien que caliento.

En los baños suelo estar, aunque provengo del mar.

Con patas y espalda, no se mueve ni anda.

Aunque tengo cuatro patas, yo nunca puedo correr, tengo la comida encima, y no la puedo comer.

Muy bonito por delante y muy feo por detrás; me transformo a cada instante, pues imito a los demás.