adivinanzas para niños

A la entrada de tu casa
algo suena si lo aprietan
y tu sales presurosa
a abrir deprisa la puerta.

 

más adivinanzas de cosas de la casa...

Me compran para dormir y me encanta sacudir. ¿Qué soy?

Cabecita fría la noche haces día cuando te restriego, cabeza de fuego.

Un campo bien labrado no gasta reja ni arado.

Del techo al suelo, cortada y fina, tela con vuelo.

Soy liso y llano en extremo, y, aunque me falta la voz, digo en su cara a cualquiera la más leve imperfección; contesto al que me pregunta sin lisonja ni aflicción, y si mala cara pone, la misma le pongo yo.

Tiene luna, no es planeta; tiene marco y no es puerta.

Un animalito con cuatro dientes, que nos trae comida muy diligente.

Muy bonito por delante y muy feo por detrás; me transformo a cada instante, pues imito a los demás.

Aunque no hable, lo cuenta todo por cable.

Quien me mira se refleja así nadie tendrá una queja.