adivinanzas para niños

Atrás panza
y delante espinazo,
aciértamelo
pedazo de ganso.

 

más adivinanzas del cuerpo humano...

Unas son redondas, otras ovaladas, unas piensan mucho, otras casi nada.

¿Cuál es la mitad de uno?

Dicen que son de dos, pero siempre son de una.

Al revolver una esquina me encontré con un convento, las monjas vestidas de blanco, la superiora en el centro, más arriba dos ventanas, más todavía un par de espejos y en lo más alto la plaza donde pasean los caballeros.

Entre dos murallas blancas hay una flor colorada, que con lluvia o con buen tiempo, está siempre bien mojada.

Son dos cortinas en dos ventanitas que bajando ocultan dos niñas bonitas.

¿Qué instrumento se puede escuchar, pero no se puede ver ni tocar?

Sólo tres letras tengo pero tu peso yo sostengo. Si me tratas con cuidado, te llevaré a cualquier lado.

Podrás tocarlos, podrás cortarlos, pero nunca contarlos.

Dos estrellas se han perdido, en el cielo no aparecen, en tu casa se han metido y en tu cara resplandecen. ¿Qué son?