adivinanzas para niños

Podrás tocarlos,
podrás cortarlos,
pero nunca contarlos.

 

más adivinanzas del cuerpo humano...

Sólo tres letras tengo pero tu peso yo sostengo. Si me tratas con cuidado, te llevaré a cualquier lado.

Parecen persianas, que suben y bajan.

En la jirafa descuella, bajo la barba del rey, lo tiene cualquier botella, la camisa o el jersey.

Laterales parapetos, que van siempre por parejas, les encantan los secretos.

Tengo un tabique en el medio y dos ventanas a los lados por las que entra el aire puro y sale el ya respirado.

Dos niñas asomaditas, cada una a su ventana, lo ven y lo cuentan todo, sin decir una palabra.

Son dos cortinas en dos ventanitas que bajando ocultan dos niñas bonitas.

Si los abro veo si los cierro sueño.

Una señora, muy enseñoreada, siempre va en coche y siempre va mojada.

Cuando sonríes asoman blancos como el azahar unas cositas que cortan y que pueden masticar.