adivinanzas para niños

Podrás tocarlos,
podrás cortarlos,
pero nunca contarlos.

 

más adivinanzas del cuerpo humano...

Como la piedra son duros, para el perro un buen manjar, y sin ellos no podrías ni saltar ni caminar.

Ordenes da, órdenes recibe, algunas autoriza, otras prohíbe.

Porque no se caiga pagan, pero, si se cae, nadie se agacha a recogerlo.

Cuando sonríes asoman blancos como el azahar unas cositas que cortan y que pueden masticar.

Adivina, adivinanza, tiene un solo ojo y una cara ancha.

Cueva con treinta y dos machacantes que dispone de un solo habitante.

Tiene grandes pabellones, pero no tiene habitaciones.

Una señora, muy enseñoreada, siempre va en coche y siempre va mojada.

Aunque sepas ésto, mago no serás, si no sabes dónde, lo digerirás.

Vive en la panza y se enseña en ciertas danzas.