adivinanzas para niños

Podrás tocarlos,
podrás cortarlos,
pero nunca contarlos.

 

más adivinanzas del cuerpo humano...

En un huerto no muy llano hay dos cristalinas fuentes, no está a gusto el hortelano, cuando crecen las corrientes.

Uno larguito, dos más bajitos, otro chico y flaco, y otro gordazo.

¿Qué es rojo por dentro, y amable por fuera?

Oscuro fue mi nacimiento, y de blanco me vestí. Pocas personas me quieren, mas tienen respeto por mi. ¿Qué es?

Atrás panza y delante espinazo, aciértamelo pedazo de ganso.

Del nogal vengo, y en el cuello del hombre, me cuelgo.

Parecen persianas, que suben y bajan.

Formamos, como soldados, en una fila y somos carniceros toda la vida

Juntos vienen, juntos van, uno va delante, otro va detrás.

Dos niñas asomaditas, cada una a su ventana, lo ven y lo cuentan todo, sin decir una palabra.