adivinanzas para niños

Podrás tocarlos,
podrás cortarlos,
pero nunca contarlos.

 

más adivinanzas del cuerpo humano...

Laterales parapetos, que van siempre por parejas, les encantan los secretos.

Porque no se caiga pagan, pero, si se cae, nadie se agacha a recogerlo.

Podrás tocarlos, podrás cortarlos, pero nunca contarlos.

Enfundados siempre van y hay que tener cuidado con las patadas que dan.

A muchos se lo suelen tomar si antes no se ha ido a pelar.

¿Cuál es la mitad de uno?

Cueva con treinta y dos machacantes que dispone de un solo habitante.

Vive en la panza y se enseña en ciertas danzas.

Al dar la vuelta a la esquina tropecé con un convento, las monjas iban de blanco y el sacristán en el centro.

Adivina, adivinanza, tiene un solo ojo y una cara ancha.