adivinanzas para niños

Como la piedra son duros,
para el perro un buen manjar,
y sin ellos no podrías
ni saltar ni caminar.

 

más adivinanzas del cuerpo humano...

Del nogal vengo, y en el cuello del hombre, me cuelgo.

¿Cuál es la mitad de uno?

Cuando sonríes asoman blancos como el azahar unas cositas que cortan y que pueden masticar.

Si aciertas esta pregunta, te anotarás un buen tanto: ¿qué cosa acabada en punta tienes entre risa y llanto?

Porque no se caiga pagan, pero, si se cae, nadie se agacha a recogerlo.

En un huerto no muy llano hay dos cristalinas fuentes, no está a gusto el hortelano, cuando crecen las corrientes.

Entre dos murallas blancas hay una flor colorada, que con lluvia o con buen tiempo, está siempre bien mojada.

Una capilla llena de gente y un capellán en medio que predica siempre

Atrás panza y delante espinazo, aciértamelo pedazo de ganso.

Uno se cree superior, el otro inferior se siente, sin decirse nunca nada, mucho se quieren, tanto que, siempre se están besando.