adivinanzas para niños

Como la piedra son duros,
para el perro un buen manjar,
y sin ellos no podrías
ni saltar ni caminar.

 

más adivinanzas del cuerpo humano...

Una capilla llena de gente y un capellán en medio que predica siempre

Si los abro veo si los cierro sueño.

Sólo tres letras tengo pero tu peso yo sostengo. Si me tratas con cuidado, te llevaré a cualquier lado.

¿Qué es rojo por dentro, y amable por fuera?

Enfundados siempre van y hay que tener cuidado con las patadas que dan.

Cinco hijitos tiene cada una y dan tortazos como ninguna.

Del nogal vengo, y en el cuello del hombre, me cuelgo.

Si aciertas esta pregunta, te anotarás un buen tanto: ¿qué cosa acabada en punta tienes entre risa y llanto?

Entre dos murallas blancas hay una flor colorada, que con lluvia o con buen tiempo, está siempre bien mojada.

A muchos se lo suelen tomar si antes no se ha ido a pelar.