adivinanzas para niños

Porque no se caiga pagan,
pero, si se cae,
nadie se agacha
a recogerlo.

 

más adivinanzas del cuerpo humano...

Una señora, muy enseñoreada, siempre va en coche y siempre va mojada.

Unas son redondas, otras ovaladas, unas piensan mucho, otras casi nada.

Con ella vives, con ella hablas, con ella rezas y hasta bostezas.

Vive en la panza y se enseña en ciertas danzas.

A muchos se lo suelen tomar si antes no se ha ido a pelar.

Dos niñas van a la par, y no se pueden mirar.

Hay en la plaza nueva un monte, y en él dos cuevas. Más abajo un pozo hondo que tiene el brocal rojo. Altas ventanas, iguales, y en ellas, dos niñas bellas que, a través de los cristales, todo lo ven y lo observan.

Cuando sonríes asoman blancos como el azahar unas cositas que cortan y que pueden masticar.

Aunque sepas ésto, mago no serás, si no sabes dónde, lo digerirás.

Como la piedra son duros, para el perro un buen manjar, y sin ellos no podrías ni saltar ni caminar.