adivinanzas para niños

Con ella vives,
con ella hablas,
con ella rezas
y hasta bostezas.

 

más adivinanzas del cuerpo humano...

En un huerto no muy llano hay dos cristalinas fuentes, no está a gusto el hortelano, cuando crecen las corrientes.

Enfundados siempre van y hay que tener cuidado con las patadas que dan.

Entre dos murallas blancas hay una flor colorada, que con lluvia o con buen tiempo, está siempre bien mojada.

Con ella vives, con ella hablas, con ella rezas y hasta bostezas.

Dicen que son de dos, pero siempre son de una.

Cuando sonríes asoman blancos como el azahar unas cositas que cortan y que pueden masticar.

Porque no se caiga pagan, pero, si se cae, nadie se agacha a recogerlo.

Atrás panza y delante espinazo, aciértamelo pedazo de ganso.

Del nogal vengo, y en el cuello del hombre, me cuelgo.

Guardada en estrecha cárcel por soldados de marfil, está una roja culebra, que es la madre del mentir.