adivinanzas para niños

Con ella vives,
con ella hablas,
con ella rezas
y hasta bostezas.

 

más adivinanzas del cuerpo humano...

Si los abro veo si los cierro sueño.

Guardada en estrecha cárcel por soldados de marfil, está una roja culebra, que es la madre del mentir.

Al dar la vuelta a la esquina tropecé con un convento, las monjas iban de blanco y el sacristán en el centro.

Son dos cortinas en dos ventanitas que bajando ocultan dos niñas bonitas.

Pozo hondo, soga larga, y si no se dobla no alcanza.

Si aciertas esta pregunta, te anotarás un buen tanto: ¿qué cosa acabada en punta tienes entre risa y llanto?

A muchos se lo suelen tomar si antes no se ha ido a pelar.

Juntos vienen, juntos van, uno va delante, otro va detrás.

Unas son redondas, otras ovaladas, unas piensan mucho, otras casi nada.

Uno se cree superior, el otro inferior se siente, sin decirse nunca nada, mucho se quieren, tanto que, siempre se están besando.