adivinanzas para niños

Te lo digo y
no me entiendes,
no tengo boca y
si tengo dientes

 

más adivinanzas de cosas de la casa...

En lo más alto me ponen para que el viento me dé, soy guía para los hombres y siempre estoy de pié.

Aunque músculos no tengo, los techos yo sostengo.

Que timbre y número tenga y en verdad portal no sea es cierto, y el que desea hablar por él, no lo cuelga.

De mi madre nací yo, sin fundamento de padre, y luego me he muerto yo y de mi nació mi madre.

En el buen tiempo a nadie marea, en cuanto llueve repiquetea.

Habla y no tiene boca, oye y no tiene oído, es chiquito y hace ruido, muchas veces se equivoca.

En el campo fui nacida, vestida de verdes ramas, y al pueblo me trajeron, para servir a las damas, a mí todo me regalan, caramelos, miel, melada, mas yo todo lo reparto, porque no sé comer nada.

Un barbecho bien labrado, ni entra mula, ni entra arado.

Una caja en tu casa que te sube y que te baja.

Llevo secretos a voces, corriendo por esos mundos y sin que nadie los oiga los doy en unos segundos.