adivinanzas para niños

En el buen tiempo a nadie marea,
en cuanto llueve repiquetea.

 

más adivinanzas de cosas de la casa...

Cuatro patas tiene, así como asiento; de ella me levanto y en ella me siento.

Cuatro patas tiene y no puede andar también cabecera sin saber hablar.

Quien me mira se refleja así nadie tendrá una queja.

Adivíname ésa.

Aunque soy iluminada siempre me tienen colgada.

No soy el sol, tampoco el fuego; pero la casa bien que caliento.

En el buen tiempo a nadie marea, en cuanto llueve repiquetea.

En un cuarto me arrinconan sin acordarse de mí, pero pronto van a buscarme cuando tienen que subir.

Soy liso y llano en extremo, y, aunque me falta la voz, digo en su cara a cualquiera la más leve imperfección; contesto al que me pregunta sin lisonja ni aflicción, y si mala cara pone, la misma le pongo yo.

Sin ella en la mano ni entras ni sales, ni vas a la calle.