adivinanzas para niños

En el buen tiempo a nadie marea,
en cuanto llueve repiquetea.

 

más adivinanzas de cosas de la casa...

En el campo fui nacida, vestida de verdes ramas, y al pueblo me trajeron, para servir a las damas, a mí todo me regalan, caramelos, miel, melada, mas yo todo lo reparto, porque no sé comer nada.

No soy el sol, tampoco el fuego; pero la casa bien que caliento.

Con patas y espalda, no se mueve ni anda.

Soy de cabeza redonda y me sostengo en un solo pie. Soy de tal fortaleza que a Dios hombre sujeté.

A la entrada de tu casa algo suena si lo aprietan y tu sales presurosa a abrir deprisa la puerta.

Poseo dientes y ojos y para hacerme trabajar me has de meter en cerrojos.

Pequeña como una pera y alumbra la casa entera.

Fui a la plaza y compré un negrito. Llegué a la casa y se puso coloradito. ¿Qué es?

Un campo bien labrado no gasta reja ni arado.

Estoy dentro de él y no puedo entrar en él.