adivinanzas para niños

En el buen tiempo a nadie marea,
en cuanto llueve repiquetea.

 

más adivinanzas de cosas de la casa...

Vivo en alta situación y en continuo movimiento, con exactitud presento del aire la dirección.

Cuando la entrada yo les prohíbo, son muchos golpes los que recibo.

Poseo dientes y ojos y para hacerme trabajar me has de meter en cerrojos.

Sube llena, baja vacía, y si no se da prisa, la sopa se enfría,

Es un campo colorado con los surcos muy derechos; muy en alto está situado e inclinado de dos lados.

A la entrada de tu casa algo suena si lo aprietan y tu sales presurosa a abrir deprisa la puerta.

Ya ves, ya ves, tan claro que es. No me la adivines de aquí a un mes.

Aunque no hable, lo cuenta todo por cable.

Sale de la sala, entra en la cocina, meneando la cola como una gallina.

En el campo fui nacida, vestida de verdes ramas, y al pueblo me trajeron, para servir a las damas, a mí todo me regalan, caramelos, miel, melada, mas yo todo lo reparto, porque no sé comer nada.