adivinanzas para niños

Sale de la sala,
entra en la cocina,
meneando la cola
como una gallina.

 

más adivinanzas de cosas de la casa...

Adivíname ésa.

La cara que yo acaricio, dejo de seda al momento, porque ni un pelo se resiste a mi marcha, ¡buen invento!

Soy de cabeza redonda y me sostengo en un solo pie. Soy de tal fortaleza que a Dios hombre sujeté.

Una caja en tu casa que te sube y que te baja.

Estoy dentro de él y no puedo entrar en él.

Cuando te veo me ves, cuando me ves te veo, y no te parezco feo.

Siempre andamos por el suelo de alcobas y de salones y en historias orientales hasta hacemos algún vuelo.

Su forma es de pera, aunque es de cristal da luz sin espera para cada cual.

En un cuarto me arrinconan sin acordarse de mí, pero pronto van a buscarme cuando tienen que subir.

Dicen que tiene y no tiene, mucho pincha, poco retiene.