adivinanzas para niños

En los baños suelo estar,
aunque provengo del mar.

 

más adivinanzas de cosas de la casa...

Una señorita de carnes muy blandas, que sin ser enferma siempre está en la cama.

Cabezón y muy delgado, que se pone siempre negro, después de haber sido frotado.

Pequeña como una pera y alumbra la casa entera.

Ni corre, ni vuela, pero siempre te precede, cuando vas o cuando llegas.

Aunque de comida voy cargado, la gente me vacía, y nunca soy tragado.

¿Quién será la desvelada, lo puedes tú discurrir? día y noche está acostada y no se puede dormir.

Con mi cara tan cuadrada, lisa o con dibujitos, resignada y por los suelos, me repito, me repito...

Un barbecho bien labrado, ni entra mula, ni entra arado.

Quien me mira se refleja así nadie tendrá una queja.

Poseo dientes y ojos y para hacerme trabajar me has de meter en cerrojos.