adivinanzas para niños

Cuando te veo me ves,
cuando me ves te veo,
y no te parezco feo.

 

más adivinanzas de cosas de la casa...

Sube llena, baja vacía, y si no se da prisa, la sopa se enfría,

¿Quién pensaréis que yo soy, que cuanto más y más lavo, mucho más sucia me voy?

¿Que le pones a una caja que la hace más ligera?

No pienses que es una col, o que baila el chachachá; búscala sobre tu cama, que yo te la he dicho ya.

En un cuarto me arrinconan sin acordarse de mí, pero pronto van a buscarme cuando tienen que subir.

Llevo secretos a voces, corriendo por esos mundos y sin que nadie los oiga los doy en unos segundos.

Aunque al dormir me consultan, nunca suelo contestar.

Chiquita como un ratón guarda la casa como un león

Muy bonito por delante y muy feo por detrás; me transformo a cada instante, pues imito a los demás.

Que timbre y número tenga y en verdad portal no sea es cierto, y el que desea hablar por él, no lo cuelga.