adivinanzas para niños

En un cuarto me arrinconan
sin acordarse de mí,
pero pronto van a buscarme
cuando tienen que subir.

 

más adivinanzas de cosas de la casa...

Aunque al dormir me consultan, nunca suelo contestar.

A la entrada de tu casa algo suena si lo aprietan y tu sales presurosa a abrir deprisa la puerta.

Aunque no hable, lo cuenta todo por cable.

Aunque músculos no tengo, los techos yo sostengo.

Ruedo y ruedo, y en los bolsillos me quedo.

Chiquita como un ratón guarda la casa como un león

Al nacer fui maltratada, mi dueño me tiene amor, y aunque soy mujer honrada, me suele tener atada y con guardas mi señor.

Es un campo colorado con los surcos muy derechos; muy en alto está situado e inclinado de dos lados.

La cara que yo acaricio, dejo de seda al momento, porque ni un pelo se resiste a mi marcha, ¡buen invento!

Pequeña como una pera y alumbra la casa entera.