adivinanzas para niños

¿Quién será la desvelada,
lo puedes tú discurrir?
día y noche está acostada
y no se puede dormir.

 

más adivinanzas de cosas de la casa...

Te lo digo y no me entiendes, no tengo boca y si tengo dientes

En lo más alto me ponen para que el viento me dé, soy guía para los hombres y siempre estoy de pié.

Soy liso y llano en extremo, y, aunque me falta la voz, digo en su cara a cualquiera la más leve imperfección; contesto al que me pregunta sin lisonja ni aflicción, y si mala cara pone, la misma le pongo yo.

Todos me buscan, para descansar, si ya te lo he dicho, no lo pienses más.

Yo tengo calor y frío, y no frío sin calor, y sin ser ni mar ni río, peces en mí he visto yo.

No soy el sol, tampoco el fuego; pero la casa bien que caliento.

En un cuarto me arrinconan sin acordarse de mí, pero pronto van a buscarme cuando tienen que subir.

Puede ser de Persia, puede ser de Ana, por más que se enrolle, se ve en la ventana.

Sin ella en la mano ni entras ni sales, ni vas a la calle.

En el buen tiempo a nadie marea, en cuanto llueve repiquetea.