adivinanzas para niños

Entre dos murallas blancas
hay una flor colorada,
que con lluvia o con buen tiempo,
está siempre bien mojada.

 

más adivinanzas del cuerpo humano...

¿Quién seré yo que encerrada soy donde quiera que voy, me encuentro siempre mojada y al cielo pegada estoy.

Uno se cree superior, el otro inferior se siente, sin decirse nunca nada, mucho se quieren, tanto que, siempre se están besando.

Del nogal vengo, y en el cuello del hombre, me cuelgo.

Formamos, como soldados, en una fila y somos carniceros toda la vida

Parecen persianas, que suben y bajan.

Juntos vienen, juntos van, uno va delante, otro va detrás.

Al revolver una esquina me encontré con un convento, las monjas vestidas de blanco, la superiora en el centro, más arriba dos ventanas, más todavía un par de espejos y en lo más alto la plaza donde pasean los caballeros.

Dicen que son de dos, pero siempre son de una.

Cuando sonríes asoman blancos como el azahar unas cositas que cortan y que pueden masticar.

Si los abro veo si los cierro sueño.