adivinanzas para niños

Entre pared y pared
hay una santa mujer
que con el diente
llama a la gente,
con las muelas
a las mozuelas,
con los colmillos
a los chiquillos.

 

más adivinanzas de instrumentos musicales...

Me rascan continuamente de forma muy placentera, mi voz es muy bien timbrada y mi cuerpo de madera.

Zumba que te zumba, se oye mi son, en las noches navideñas, hasta que aparece el sol.

Mis caras redondas, ¡qué estiradas son! a fuerza de golpes, así canto yo.

Marfil y madera fina, a tocarnos con talento, el que no sabe, no atina.

Cien amigos tengo, todos en una tabla, si yo no los toco, ellos no me hablan

Soy bella, soy muy fuerte; cuando hablo todos me oyen y tengo un solo diente que muevo constantemente

Entre pared y pared hay una santa mujer que con el diente llama a la gente, con las muelas a las mozuelas, con los colmillos a los chiquillos.

Tengo un sonido tan suave, que ángeles tocan en mí; mis cuerdas acompañaron los salmos del rey David.

A pesar de no ser buque tengo cuerdas y atavíos, también tengo un regio puente, pero nunca he visto un río.

Con su gran boca y un solo diente desde lo alto llama a la gente.