adivinanzas para niños

Trabajar, siempre mucho trabajé;
aunque nunca estudié
en la escuela me conocen bien;
algunos dicen de mí: «terco bicho es»
y Pinocho mucho se asustó
cuando en mí casi se convirtió.

 

más adivinanzas de animales...

Topó mi padre en la iglesia con uno vestido de negro, ni era fraile, ni era cura, que era lo que dije primero.

Nadie admira tu cantar, ni tus patas, ni tu pico, ya que todos quedan prendados de tu abanico.

Tengo ocho patas cargadas de ventosas, y paseo por las rocas, meciéndome en las olas. ¿Quién soy?

El roer es mi trabajo, el queso mi aperitivo y el gato ha sido siempre mi más temido enemigo.

Dos torres altas, dos miradores, un quitamoscas, cuatro andadores.

De un huevo sale, y para enviar mensajes vale.

Llevo pijama a diario sin guardarlo en el armario.

Envuelto en un cobertor, haga frío o calor.

Si la tienes tú la buscas, si no la tienes, ni la buscas, ni la quieres.

Teje con maña, caza con saña.