adivinanzas para niños

Trabajar, siempre mucho trabajé;
aunque nunca estudié
en la escuela me conocen bien;
algunos dicen de mí: «terco bicho es»
y Pinocho mucho se asustó
cuando en mí casi se convirtió.

 

más adivinanzas de animales...

Mi nombre lo leo, mi apellido es pardo, quién no lo adivine, es un poco tardo.

Un espléndido abanico que no produce pavor, sus alas, plumas y pico son reales, sí señor.

Garra pero no mata, pata pero no de vaca.

Chao, chao, rabito «alzao».

Por aquel camino va caminando quien no es gente; adivínelo el prudente que el nombre se quedó atrás.

Soy amiga de la luna, soy enemiga del sol; si viene la luz del día, alzo mi luz y me voy.

Animal soy, desde luego; me llaman el jorobado, y que tengo cuatro patas, ya se da por descontado.

Nace en la dehesa y come en tu mesa.

Es cierto amigo del hombre y es fiel amigo ¿Quién es?

Iba una vaca de lado, luego resultó pescado.