adivinanzas para niños

En el campo me crié
dando voces como loca;
me ataron de pies y manos
para quitarme la ropa.

 

más adivinanzas de animales...

María Penacho parió un muchacho, ni vivo ni muerto, ni hembra ni macho.

Mis patas largas, mi pico largo, hago mi casa en el campanario.

Mamífero rumiante de cuello alargado, por el desierto, errante, siempre anda jorobado.

Soy dama cruel, temerosa, me paseo en verde prado, y todo aquel que me mira se queda muy espantado. Yo luzco un largo vestido que en tienda no fue comprado, no fue por mano de sastre, ni medido, ni cortado.

Anda, nada, vuela, no gasta zapato, va dejando estela.

Piensa poco y salta mucho, dime su nombre que no te escucho.

Tiene famosa memoria, gran tamaño y dura piel, y la nariz más grandota que en el mundo pueda haber.

Soy roja como un rubí y llevo pintitas negras, me encuentro en el jardín, en las plantas o en la hierba.

Mi casa llevo a cuestas, tras de mí dejo un sendero, soy lento de movimientos, no le gusto al jardinero.

Tengo alas y pico y hablo y hablo sin saber lo que digo.