adivinanzas para niños

Adivina adivinador,
por las mañanas soy un gran cantor.

 

más adivinanzas de animales...

Es tan grande mi fortuna que estreno todos los años un vestido sin costura, de colores salpicado.

Es blanca como la nieve, es negra como el carbón, las patas como una vela, el cuello como una hoz.

Por aquel camino va caminando quien no es gente; adivínelo el prudente que el nombre se quedó atrás.

Para ser más elegante no usa guante ni chaqué sólo cambia en un instante por una "efe" la "ge".

Zumba que te zumba, van y vienen sin descanso, de flor en flor trajinando y nuestra vida endulzando.

Sobre la vaca, la «o», a que no lo aciertas, no.

De verde esmeralda sobre la tapiada, rabo rabilargo, pata estirada, corre que te corre, mocita salada.

Mi reinado está en el mar, soy de peso regordeta; un día, siglos atrás, me tragué entero a un profeta aunque luego lo expulsé al pensar que estaba a dieta.

Prima hermana del conejo, aunque de lomo más alto, domina bien la carrera y el salto.

Topó mi padre en la iglesia con uno vestido de negro, ni era fraile, ni era cura, que era lo que dije primero.