adivinanzas para niños

Aunque no soy florista
trabajo con flores
y por más que me resista
el hombre arrebata
el fruto de mis labores.

 

más adivinanzas de animales...

Un espléndido abanico que no produce pavor, sus alas, plumas y pico son reales, sí señor.

Aunque yo llevo pijama, siempre ando muy despierta, por no servir al león de suculenta merienda.

En alto vive, en alto mora, en alto teje, la tejedora.

Vive en el desierto, mata a las personas, debajo de las piedras, muy bien se acomoda.

Anido en las torres, largo cuello tengo y todos los años por San Blas vengo.

De colores verderones, ojos grandes y saltones, tenemos las patas de atrás muy largas para saltar.

Soy dama cruel, temerosa, me paseo en verde prado, y todo aquel que me mira se queda muy espantado. Yo luzco un largo vestido que en tienda no fue comprado, no fue por mano de sastre, ni medido, ni cortado.

Anda, nada, vuela, no gasta zapato, va dejando estela.

¿Quién allá en lo alto en las ramas mora y allí esconde, avara, todo lo que roba?

Soy un animal pequeño, piensa mi nombre un rato, porque agregando una «n» tendrás mi nombre en el acto.