adivinanzas para niños

Aunque no soy florista
trabajo con flores
y por más que me resista
el hombre arrebata
el fruto de mis labores.

 

más adivinanzas de animales...

Hablo y no pienso, lloro y no siento, río sin razón y miento sin intención.

Soy un turco pues sustento las mujeres que me dan, con quien hago de galán; repártoles el sustento, de celos padezco afán. Roja diadema me adorna, el traje Dios me lo dio, y aunque carezco de dientes tengo fama de cantor.

¿Cuál es el animal que tiene silla y no se puede sentar?

Una pata con dos pies, ¿es cosa que puede ser?

Si te pregunto cómo se llama este gran bicho, ya te lo he dicho.

Es negro como un curita y no se cansa de hacer bolitas.

Con su trompa preparada pasa a tu lado zumbando, se posa en tu piel desnuda y tu sangre va chupando.

Con la primavera, llega la viajera. Su nido es de barro y su cola, de tijera.

Con cuello largo y finito se pasea muy feliz, sólo si fueras mosquito le verias la nariz.

Un espléndido abanico que no produce pavor, sus alas, plumas y pico son reales, sí señor.