adivinanzas para niños

Amarillo por fuera
amarillo por dentro
y con un corazón en el centro.

 

más adivinanzas de frutas...

Si la dejamos se pasa; si la vendemos se pesa; si se hace vino se pisa; si la dejamos se posa.

Ave soy, pero no vuelo; mi nombre es cosa muy llana: soy una simple serrana, hija de un hijo del suelo.

Oro parece, plata no es, abre la cortina y verás lo que es

Arca, monarca, llena de placer; ningún carpintero te ha sabido hacer.

Es como algunas cabezas y lleva dentro un cerebro, si la divido en dos piezas y la como, lo celebro.

Ni espero que me lo aciertes, ni espero que me bendigas, y, con un poco de suerte, espero que me lo digas.

Del nogal vengo, y en el cuello del hombre me cuelgo.

Ave me llaman a veces y es llana mi condición.

Tengo duro cascarón, pulpa blanca y líquido dulce en mi interior.

¿Qué le dijo una cereza a otra cereza?