adivinanzas para niños

Sin estrujarte el testuz
y rápido cual centella,
¿sabrás decirme qué estrella
nunca jamás tiene luz?

 

más adivinanzas sobre el mar y la playa...

El padre en el mar y el hijo a rezar.

Dos pinzas tengo, hacia atrás camino, de mar o de río en el agua vivo.

Tengo el nombre de una niña, crezco en el fondo del mar y en la arena de la playa tú me puedes encontrar.

Un truquito este pez tiene que no todo el mundo sabe: si a su nombre quitas la «ene», va y se transforma en ave.

Tengo tinta, tengo plumas y brazos tengo, además, pero no puedo escribir, porque no aprendí jamás.

Adivina quien yo soy: al ir parece que vengo, y al venir, es que me voy.

Uso aguja sin coser, corto sin tijeras, y ando sin pié.

Soy pequeño y alargado, en dos conchas colocado, como no puedo nadar, me pego a las rocas del mar.

Soy chiquitito, puedo nadar, vivo en los ríos y en alta mar.

En una cala del mar, aunque con muy mala pinta, dispuesto para pintar utilizando su tinta.