adivinanzas para niños

Sin estrujarte el testuz
y rápido cual centella,
¿sabrás decirme qué estrella
nunca jamás tiene luz?

 

más adivinanzas sobre el mar y la playa...

Sobre la vaca, la «o», a que no lo aciertas, no.

Tengo el nombre de una niña, crezco en el fondo del mar y en la arena de la playa tú me puedes encontrar.

No lo parezco y soy pez, y mi forma la refleja una pieza de ajedrez.

Es la reina de los mares, su dentadura es muy buena, y por no ir nunca vacía, siempre dicen que va llena.

Soy el que jamás descansa y va y viene sin cesar. Nunca me puedo secar. Jamás te aburre mi danza. En presencia o añoranza tu siempre me vas a amar.

Haciendo ruido ya vienen, haciendo ruido se van; y, cuando mañana vuelvan, de igual manera se irán.

Las hijas de este animal son pequeñas y delgadas, pero por su gran sabor, son muy caras y apreciadas.

Dos pinzas tengo, hacia atrás camino, de mar o de río en el agua vivo.

En una cala del mar, aunque con muy mala pinta, dispuesto para pintar utilizando su tinta.

Llegamos sin cesar, una tras otra, desde el mar a la playa a descansar. A veces, sin embargo, más furiosas, los barcos podemos destrozar.