adivinanzas para niños

Son de color chocolate,
se ablandan con el calor
y si se meten al horno
explotan con gran furor.

 

más adivinanzas de frutas...

No soy de oro, plata no soy; ya te he dicho quién soy.

Son de color chocolate, se ablandan con el calor y si se meten al horno explotan con gran furor.

Ave me llaman a veces y es llana mi condición.

A mi me tratan de santa y traigo conmigo el día, soy redonda y encarnada y tengo la sangre fría.

Es como algunas cabezas y lleva dentro un cerebro, si la divido en dos piezas y la como, lo celebro.

Si tú me quieres comer, me verás marrón peludo y no me podrás romper porque por fuera soy duro.

Ave soy, pero no vuelo; mi nombre es cosa muy llana: soy una simple serrana, hija de un hijo del suelo.

A esta fruta se le culpa y fue cosa del demonio, pues comieron de su pulpa los del primer matrimonio.

Tengo duro cascarón, pulpa blanca y líquido dulce en mi interior.

Soy redonda como el mundo al morir me despedazan, me reducen a pellejo y todo el jugo me sacan