adivinanzas para niños

Tengo los zapatos rotos
por la suela y el tacón,
¿quién me los arreglará
con la aguja y el punzón?

 

más adivinanzas de oficios y profesiones...

¿Quién es aquel caballero que me causa maravilla, que mientras alzan la hostia, está sentado en su silla?

Ni torcida ni inclinada tiene que estar la pared, para eso tengo plomada y me ayudo del nivel.

Sin ser cojo usa muleta, y espada larga de acero, y ante el toro no se inquieta.

Hago paredes, pongo cimientos y a los andamios subo contento.

Agita el cartucho, carga la pistola, pasa un algodón, y con un azote pone la inyección.

Sobre lienzo, o en papel, que bien aplica el color, con lápices o pincel.

Caminar es su destino y, yendo de casa en casa, de su valija de cuero saca paquetes y cartas.

Con una manguera, casco y escalera apago los fuegos y las hogueras.

Vivo junto al bosque, mi casa es de piedra, yo talo los árboles y corto madera.

Con traje de luces estoy en la plaza, delante de un bicho que, a veces, me mata.