adivinanzas para niños

Yo soy el diminutivo
de una fruta muy hermosa,
tengo virtud provechosa,
en el campo siempre vivo
y mi cabeza es vistosa.

 

más adivinanzas con respuestas...

Blanca fue mi niñez, morada mi mocedad, negra y prieta mi vejez, adivina qué será.

¿Quién es este que se arrima trayendo su casa encima?

Sobre la vaca, la «o», a que no lo aciertas, no.

Envuelto en un cobertor, haga frío o calor.

¿Quién hace en los troncos su oscura casita y allí esconde, avara, cuanto necesita?

Yo soy el diminutivo de una fruta muy hermosa, tengo virtud provechosa, en el campo siempre vivo y mi cabeza es vistosa.

Cuatro hermanos creó Dios, en nada los hizo iguales, son enemigos mortales, los dos de los otros dos. El uno mantiene al mundo, el otro bautizó a Cristo, el otro está en el infierno y el otro no lo hemos visto.

Adivina, adivinajera: no tiene traje y sí faltriquera.

Nunca camina por tierra, ni vuela, ni sabe nadar, pero aún así siempre corre, sube y baja sin parar.

En la mejor ocasión, al lado del mazapán y a la espera del champán.