adivinanzas para niños

Con «V» empieza mi nombre,
suelo ir con la corriente,
dicen de mí -por costumbre-
que donde voy, va la gente.

 

más adivinanzas de nombres propios...

Vi sentada en un balcón, a una hermosa dama, mira el primer renglón, y sabrás cómo se llama.

En este banco hay un padre y un hijo, el hijo se llama Juan y el padre ya te lo he dicho.

Nace en el mar, muere en el río. Ese es mi nombre... ¡pues vaya un lío!

Tres partes tiene mi nombre: en Francia está la primera, la segunda, aunque te asombre, dentro de un cisne se esconde y la tercera la tiene la cocinera.

Empieza por te y acaba en esa, ¿quién será esa?

Con «V» empieza mi nombre, suelo ir con la corriente, dicen de mí -por costumbre- que donde voy, va la gente.

Tiene cuatro letras, cuatro nada más, si repites una sílaba, su nombre dirás.

De Isabel, quitando el «bel», y de Lucas, lo postrero. ¿Cómo se llama la joven? Adivina, caballero.

«Sí mona, así te quiero», un galán aseguraba y a su dama así le daba, astuto, su nombre entero.

Con la cama de un navío y casa de centinela, se hace el nombre de mi dama sin que le falte una letra.