adivinanzas para niños

Llegamos sin cesar, una tras otra,
desde el mar a la playa a descansar.
A veces, sin embargo, más furiosas,
los barcos podemos destrozar.

 

más adivinanzas sobre el mar y la playa...

Sin estrujarte el testuz y rápido cual centella, ¿sabrás decirme qué estrella nunca jamás tiene luz?

Que lo busquen en el mar, porque en la tierra por más que aren, que aren, que en la tierra no lo encuentran.

Soy el que jamás descansa y va y viene sin cesar. Nunca me puedo secar. Jamás te aburre mi danza. En presencia o añoranza tu siempre me vas a amar.

Uso aguja sin coser, corto sin tijeras, y ando sin pié.

Tengo ocho patas cargadas de ventosas, y paseo por las rocas, meciéndome en las olas. ¿Quién soy?

Dos pinzas tengo, hacia atrás camino, de mar o de río en el agua vivo.

No pienses en otras cosas, que las tienes en el mar, o las ves llegar furiosas, o las ves mansas llegar.

Soy chiquitito, puedo nadar, vivo en los ríos y en alta mar.

En una cala del mar, aunque con muy mala pinta, dispuesto para pintar utilizando su tinta.

El padre en el mar y el hijo a rezar.