adivinanzas para niños

Llegamos sin cesar, una tras otra,
desde el mar a la playa a descansar.
A veces, sin embargo, más furiosas,
los barcos podemos destrozar.

 

más adivinanzas sobre el mar y la playa...

Tengo tinta, tengo plumas y brazos tengo, además, pero no puedo escribir, porque no aprendí jamás.

Sobre la vaca, la «o», a que no lo aciertas, no.

Olas me llevan, olas me traen, pero las velas nunca se me caen.

Es la reina de los mares, su dentadura es muy buena, y por no ir nunca vacía, siempre dicen que va llena.

En una cala del mar, aunque con muy mala pinta, dispuesto para pintar utilizando su tinta.

En mí se mueren los ríos, y por mí los barcos van, muy breve es el nombre mío, tres letras tiene, no más.

Soy pequeño y alargado, en dos conchas colocado, como no puedo nadar, me pego a las rocas del mar.

Un truquito este pez tiene que no todo el mundo sabe: si a su nombre quitas la «ene», va y se transforma en ave.

Lleva años en el mar  y aún no sabe nadar. 

No lo parezco y soy pez, y mi forma la refleja una pieza de ajedrez.