adivinanzas para niños

Llegamos sin cesar, una tras otra,
desde el mar a la playa a descansar.
A veces, sin embargo, más furiosas,
los barcos podemos destrozar.

 

más adivinanzas sobre el mar y la playa...

Lleva años en el mar  y aún no sabe nadar. 

Un truquito este pez tiene que no todo el mundo sabe: si a su nombre quitas la «ene», va y se transforma en ave.

Sin estrujarte el testuz y rápido cual centella, ¿sabrás decirme qué estrella nunca jamás tiene luz?

Ni de día, ni de noche puede mi vela alumbrar, pero cuando sopla el viento muy bien suelo navegar.

Que lo busquen en el mar, porque en la tierra por más que aren, que aren, que en la tierra no lo encuentran.

Llegamos sin cesar, una tras otra, desde el mar a la playa a descansar. A veces, sin embargo, más furiosas, los barcos podemos destrozar.

No lo parezco y soy pez, y mi forma la refleja una pieza de ajedrez.

Las hijas de este animal son pequeñas y delgadas, pero por su gran sabor, son muy caras y apreciadas.

Sobre la vaca, la «o», a que no lo aciertas, no.

En mí se mueren los ríos, y por mí los barcos van, muy breve es el nombre mío, tres letras tiene, no más.